Skip to main content

¿Qué necesitan las empresas para implementar un sistema de tratamiento de aguas residuales?

¿Qué necesitan las empresas para implementar un sistema de tratamiento de aguas residuales?

 

Desde el 2009, existe el Decreto Supremo N° 021-2009-VIVIENDA que incluye los Valores Máximos Permisibles con la finalidad de regular las descargas de aguas residuales no domésticas en el sistema de alcantarillado sanitario.

 

Como todos pueden imaginar, las empresas deben tratar los efluentes que generen en sus industrias y cuyos valores estén por sobre los Valores Máximos Admisibles (VMA), antes de que sean vertidos al alcantarillado. En el 2009, el Decreto Supremo N° 021-2009-VIVIENDA incluye los VMA con la finalidad de regular las descargas de aguas residuales no domésticas en el sistema de alcantarillado sanitario, pudiendo garantizar la sostenibilidad del tratamiento de aguas residuales.

“Si bien se puede verter el agua tratada al alcantarillado, siempre se recomienda buscar su reúso eficiente. Recordemos que nuestro planeta se encuentra en una realidad ambiental compleja, por lo que toda acción debe ir enfocada a mejorarla en la medida de lo posible. En tal sentido, creemos que es muy importante fomentar acuerdos y/o compromisos enfocados a promover actividades eco amigables y sostenibles. Por ejemplo, en el país existen premios y reconocimientos como el certificado azul, otorgado por la Autoridad Nacional de Agua (ANA), que brinda diversos beneficios para las empresas frente al Estado. Todo ello sin contar los beneficios económicos, resultado del ahorro en consumo de agua y vertimiento al alcantarillado”, comentó Francisco Valiente, jefe comercial de Grupo Hidráulica.

No existe un protocolo único para el tratado del agua residual, esto dependerá del tipo de efluente a tratar y las características de éste. Asimismo, se hará uso de distintas tecnologías que permitan obtener el resultado deseado.

“Lo primero que se debe hacer para el tratado del agua será caracterizar el efluente a tratar. posterior a ello, diseñar el mejor método para su tratamiento. Debemos tener en cuenta que, durante todo el tiempo, es normal que los procesos de producción cambien, haciendo que el fluido a tratar varíe un poco sus características. Por ello resulta vital – y tal como estipula la ley- realizar un monitoreo de dicho efluente, lo cual haría que el tratamiento no siempre sea estático, sino que se irá ajustando a los nuevos resultados”, indicó Valiente.

Las empresas que instalan plantas de tratamientos utilizan materiales cómo el PVC sch80, CPVC o PP-H para sus líneas hidráulicas. La instalación del tipo de línea dependerá de las características, temperatura y concentración que tenga el efluente a tratar.